Datos personales

Mi foto
Caracas, Miranda, Venezuela
Born in Caracas, Venezuela. Lives and works in Caracas. Bachelor of Arts at the University of the Arts, Unearte. She received a Master of Arts in Iuesapar, thesis in progress. Has received 14 awards including the 1st Prize, XI Bienal de San Juan del Grabado Latin America and Caribbean, Puerto Rico, 1995. Exxon Mobil 1st Prize, 2003, Caracas. Aica Prize 2010, Venezuelan chapter, Salon Michelena, Has participated in numerous exhibitions abroad and in Venezuela. Some of her solo exhibitions have been in Artepuy Gallery, Gallery 39, Gallery Mendoza Foundation, Minotaur Gallery, Caracas; Gomez Gallery, Baltimore; FIA, Caracas; Gallery Icon, today Art Gallery Blasini, Caracas. Currently teaching in the Graphic Department at the National University of Arts (Unearte), Caracas, Venezuela. Directs Taller Huella Graphic Workshop in Caracas and ArtePermanente. Taga member Consultative Council. Represented by Beatriz Gil Gallery, Caracas, Venezuela.

4 de dic. de 2014


Exposición Transfiguraciones poéticas: del paisaje a la memoria, Sala William Werner, Centro de Artes Integradas, Caracas, noviembre 2014.
Texto de catálogo : Susana Benko, curadora

La naturaleza siempre ha estado presente en la obra de Corina Briceño. Es el motivo que ha signado su trabajo desde la década de los setenta a la actualidad. Desde entonces ha ido afinando sus maneras de acercarse a ella, siempre queriendo trabajar la imagen de manera ambigua y por tanto explorando diversos recursos para crear efectos cada vez más metafóricos y poéticos. 

Corina utiliza diversos medios expresivos: pintura, dibujo, grabado, instalación, fotografía y actualmente los nuevos medios digitales. Lo interesante es que cuando utiliza la tecnología lo hace sin desechar los medios tradicionales de las artes plásticas. Los integra y lo hace tan bien, tan finamente, que logra una de las cosas más difíciles de alcanzar en una imagen visual: condensar en una imagen pensamiento y poesía. Tal vez las dos formas de aproximación al conocimiento y a la sensorialidad.
Las obras que vemos para esta exposición parten de los efectos que provee la misma realidad que la circunda. Corina obtiene sus motivos del jardín, del paisaje, que observa desde el ventanal de su estudio. No sólo captura el reflejo y las sombras que proyectan los árboles sobre paredes o a través de la ventana sino que gracias a la superposición y distancia que hay entre dos vidrios de su ventanal, las figuras se ven dobles. La realidad provee las imágenes que a Corina le son afines: fugaces, sugeridas, sombras, para ser finalmente, evocaciones.
Toda experiencia se vuelve recuerdo. Es cuando la memoria intenta aprehenderlo pero sin embargo éste se desvanece. La obra de Corina es expresión de este proceso: la imagen se desvanece tal como sucede con la memoria. No es sólo el paso del tiempo, es la misma condición de cualquier hecho que deja de ser presente. “La memoria, dice Corina, puede traicionar un recuerdo o ese instante, ya no es lo mismo después de segundos. Es algo que no se puede atrapar como el devenir, es inasible como las gotas de agua. La memoria no es la misma para todos, cada uno la interpreta, la fragmenta, la deshace, la borra según las circunstancias vividas”. Muchas veces en medio de estas evanescencias aparece una palabra precisa. Posiblemente sea una manera de contrarrestar el olvido aunque todo se vuelva un espejismo. 



DE LA EXPERIENCIA DEL PAISAJE A LA TRANSFIGURACIÓN POÉTICA
Pinturas, collages, intervenciones fotográficas y la luz como elemento inspirador se integran en la propuesta plástica de cuatro representantes del paisajismo contemporáneo venezolano.

Noviembre, 2014. El Centro de Artes Integradas (CAI) inaugura este domingo 23 de noviembre, la exposición Transfiguraciones poéticas: del paisaje a la memoria. Bajo la curaduría de Susana Benko, la muestra presenta obras de Corina Briceño, Víctor Julio González, Juan González Bolívar e Isbecia Llavaneras que invitan a revivir la experiencia del paisaje, no como apuntes de la realidad, sino como producto de la evocación y la memoria.
Un denominador común reúne al cuarteto de artistas venezolanos: una estrecha relación con la naturaleza y visiones únicas que dialogan entre sí. “En todos está la experiencia del paisaje como formas, luces y sombras incidiendo sobre los objetos, como ámbito, como espacio, y también como paisaje interior”, comenta Benko.
http://avc.org.ve/newsite/?p=1226

Para Corina Briceño la naturaleza ha estado presente en su obra desde la década de los setenta a raíz de sus continuos viajes al Amazonas. Utiliza diversos medios expresivos: pintura, dibujo, grabado, instalación y fotografía, a los que ahora suma los nuevos medios digitales.
En esta muestra expositiva la artista obtiene sus motivos del jardín, del paisaje que observa desde el ventanal de su estudio, capturando el reflejo y las sombras que proyectan los árboles. Partiendo de esta realidad, transforma la imagen capturada y la desvanece por medio de veladuras, transparencias, transformaciones propias de sus intervenciones, quedando de aquella imagen la materialización de un recuerdo.

Fotografía 

Fotografía

Fotografía


La Ventana II, pintura, 2013
Obras en colectiva "Por Definir"
Beatriz Gil Galería
Caracas, 2014
Pinturas de la serie Paisaje Limitado
Donde lo cotidiano y la abstracción se mezcla
Desde la visión diaria a la abstracción urbana






Efecto Aladino II, pintura, 2014


Efecto Aladino III, pintura, 2014


Luz de túnel, díptico, pintura, 2014 

8 de oct. de 2013

Paisaje borrado



Borrado
Borrar lo que hacemos
Borrar los recuerdos
Borrar la existencia
Hasta la  nada